Guía fácil para buscar trabajo en Canadá

Jobandtalent te localiza aquellos países en los que se encuentran las mayores oportunidades de empleo, y poder así analizar la situación en la que se encuentra dicho lugar. Aprovechando nuestra última parada en Estados Unidos, decidimos coger el primer vuelo con destino a Canadá, el segundo país más extenso del mundo, para contaros cómo buscar trabajo y las peculiaridades de trabajar en Canada.
Atentos a los sectores con más empleo, los perfiles que tienen una mayor demanda y por último, como siempre, una pequeña disección del tedioso papeleo necesario. Para el ocio también dejamos líneas, en este caso, la NHL.

Antes de entrar en materia, os explicamos por qué hemos elegido Canadá para el post.

Datos de interés para buscar trabajo en Canadá:

Canadá es algo más que el típico paisaje de lago y montañas nevadas que nos meten en el imaginario colectivo. Se trata del segundo país más grande del mundo, solo superado por Rusia, aunque su población apenas alcanza el 75% de la que hay en España, por ejemplo. El 85% de los canadienses viven a menos de una hora y media de la frontera con Estados Unidos, por lo que su población se concentra mayoritariamente al sur. El norte queda para osos polares, renos y focas.

Si entramos en materia económica, la crisis apenas tuvo impacto sobre Canadá, siendo sus años críticos (el propio adjetivo es una exageración) entre el 2009 y el 2010, con consecuencias en materia de exportación, sobre todo, con su país vecino. Esta vía de negocio es muy importante para el país, no sólo teniendo a Estados Unidos como destinatario final, sino que hace de intermediario con el resto del mundo. Canadá tiene la tercera reserva de petróleo del mundo y es uno de los principales exportadores de productos agrícolas. El paro en Canadá es prácticamente nulo, tan solo el 7,3% en el primer trimestre de 2013, aunque es un país totalmente dependiente de la manera en la que se encuentra la economía estadounidense, y la zona euro como agente final.

Metiéndonos en harina, los sectores más desarrollados y con un mayor peso en Canadá son las telecomunicaciones, el turismo, internet y por último, la aeronáutica. En lo que respecta al sector servicios, éste ocupa casi dos tercios del PIB canadiense, y el agrícola, llega a representar el 2% del Producto Interior Bruto.

Los perfiles más buscados en Canadá son los siguientes:

– Profesionales del área de la Arquitectura y la Construcción: A pesar de ser uno de los sectores más golpeados por la crisis en España, lo cierto es que en Canadá se concentra uno de los mayores volúmenes de ofertas para este tipo de perfiles.

– Profesionales del área de salud: médicos, enfermeros, técnicos de laboratorio, farmacia.

– Profesionales del área de informática: como en casi todo el mundo desarrollado, hay un auge en la demanda de ingenieros, informáticos, programadores. Importante: los extranjeros deben revalidar su título allí.

Requisitos para trabajar en Canadá

Antes de embarcarte a la aventura canadiense, debes tener en cuenta lo que necesitas para obtener un permiso de trabajo imprescindible. En primer lugar, es condición indispensable tener el pasaporte vigente, una carta de presentación, la declaración de Servicios de Fronteras (completado y firmado en el avión), un seguro de salud privado hábil para tu estancia en el país, la comprobación de  que posees fondos suficientes para mantenerte durante dos meses allí y por último, una aprobación médica que debe ser gestionada a través de las oficinas de Visas para Canadá.

Una vez has podido recopilar toda la documentación necesaria, debes conocer cuál es el visado que más se ajusta a tu caso concreto:

1.-Visados temporales: para obtener este visado es estrictamente necesario tener previamente una oferta de empleo. Posteriormente, inmigración valorará si ese puesto lo puede desempeñar un canadiense, y si la conclusión es afirmativa, te denegarán el visado. La temporalidad del visado depende del contrato de trabajo y es válido solo para empresas en cuestión. Si se cambia de empresas deberás solicitar otro nuevo

1.1.- El visado de Working Holiday es un permiso de trabajo limitado. Es decir, que permite trabajar en cualquier empresa y de cualquiera de las ciudades de Canadá durante su periodo de validez. Hay muchas personas que intentan aprovechar ese primer año para encontrar un primer trabajo que les permita extender su estancia con otros tipos de visado, pero hay que reconocer que, en la gran mayoría de los casos, quienes lleguen al país con este visado empezarán desempeñando trabajos no cualificados relacionados con la hostelería o la restauración. Está destinado a menores de 35 años.

2.- Visado permanente: hay varias formas de conseguir el visado permanente:

2.1. Esponsorizado por un familiar: pareja, padre o hijo que posea la residencia permanente o la ciudadanía.

2.2. Aplicando como profesional formado en demanda: puedes hacer un test rápido en la web de Inmigración para saber si puedes optar a esta posibilidad.

2.3. Esponsorizado por un empleador: la provincia en la que trabajes te nomina porque puedes contribuir a la economía de esta región. Para ello debes tener una oferta de empleo.

2.4. Experiencia canadiense: si estás graduado en Canadá o has trabajado para la misma empresa durante más de dos años.

2.5. Inversores, emprendedores: aquellos que deseen crear un negocio en Canadá.

¿Dónde y cómo buscar empleo?

A la hora de ponerse manos a la obra con la búsqueda de empleo, hay que hacer un análisis e investigación previa de lo que es el mercado de trabajo en Canadá, y distinguir entre la zona francófona de Quebec y el resto del país. Desde el punto de vista legal, en Quebec es más sencillo conseguir un permiso de trabajo, si poseemos un elevado dominio del francés. En esta misma línea, de las principales ciudades de Canadá, Montreal es una de las más baratas para vivir si la comparamos con Toronto, Vancouver. En definitiva, las tres o cuatro grandes ciudades donde se concentra el capital son éstas, al igual que sucede con las principales bolsas de trabajo.

Una vez sabemos hacia dónde proyectar nuestra búsqueda de empleo, debemos aprender las herramientas necesarias para buscar trabajo. Nos encontramos en un país del norte de américa, y por lo tanto, también con costumbres arraigadas como es el networking, por lo que su uso está más que extendido, con una función y resultados más óptimos que los que se puedan lograr en otro país distinto. En esta parte del mundo se emplea más para hacer contactos estrictamente del ámbito laboral.

Una vez que se cuenta con el permiso de trabajo de Canadá, tienes que solicitar el Social Insurance Number (Número del Seguro Social) en alguna de las oficinas de Human Resources Development Canada, para lo cual solamente debes presentar el original del permiso de trabajo y de la cedula de identificación que te han entregado. Lo otro que no puedes olvidar es rellenar el Formulario NAS-2120 que se encuentra disponible gratuitamente en todas las oficinas  del HRDC.

Recomendaciones para el cv

En lo que respecta al currículum, debes empezar con tus datos personales, al igual que en España, pero recuerda que debes poner la dirección y el teléfono que tienes en Canadá. Un hecho que puede ser relevante y te puede abrir muchas posibilidades es el hecho de incluir una cuenta de Skype, ya que en algunos casos desean hacer videoconferencia. Por cierto, para aplicar a una oferta de empleo en Canadá, jamás pongas una fotografía.

A continuación, por los objetivos que te llevan a querer desempeñar el trabajo y expón los motivos que hacen que tu candidatura sea la mejor para el puesto. Después, continúa con los estudios y la experiencia laboral, para terminar añadiendo tus referencias. Es recomendable que pongas el nombre y el teléfono o email de contacto de tus antiguos compañeros o jefes anteriores porque es costumbre en Canadá que quieran ponerse en contacto con ellos. Por cierto, el cv en Canadá, al igual que sucede en Estados Unidos se conoce como resumé

Vida laboral

En Canadá existen varios tipos de contratos de los que debes comprender las diferencias para conocer cuál es el que se ajusta más a tus necesidades y aspiraciones:

  1. Empleo permanente: es la forma de empleo más usual. Con este contrato, el empleado obtiene un paquete remunerativo que incluye un salario base, seguro de hospitalización, y demás bonos, acciones de la compañía, incentivos personales, etc. En muchos casos tienen la posibilidad de formarse dentro de la empresa.
  2. Freelance: eres un trabajador independiente o autónomo que llegas a un acuerdo con una empresa para un trabajo determinado. Fijas una remuneración y no tienes posibilidad de beneficio alguno de manera extraordinaria. Para trabajar independientemente, necesitas un número GST individual, el cual puede obtenerse en la Agencia de Recaudación Canadiense sin la necesidad de abrir una compañía o negocio.
  3. Contrato temporal: son los contratos por noches, mediodía, verano, etc. Suelen ser trabajos relacionados con la hostelería y restauración de los que hay muchos.

 Con respecto a los salarios de los profesionales titulados, podemos decir que rondan los 40.000 y 50.000 dólares por año, y los cargos de nivel alto-medio, entre 60.000 y 90.000 al año. Una de las maneras de atraer empleados a las compañías es el reparto de salario en beneficios como seguros de salud.

El horario laboral varía ligeramente entre Québec y el resto del país. En el primero de los lugares, es de 40 horas semanales de trabajos, mientras que el resto, alcanza las 44 horas por semana. Tienes media hora de descanso después de 5 horas de trabajo continuo, o sea, que hay media hora para almorzar y vuelta al trabajo.

El día a día en Canadá

Lo primero que aparece en Google cuando buscas “vivir en Canadá”, es el típico chiste del mexicano que se va a vivir allí, unido a las historias de motoniveladoras y la nieve que cae en su casa. Pero Canadá es mucho más que nieve, montaña, lagos y renos. Concretamente, es uno de los pocos países que promueve una política de recepción de inmigrantes de todas partes del mundo. Unos 250.000 inmigrantes llegan a Canadá al año, y es considerado como uno de los países más cosmopolitas del mundo.

El nivel de vida canadiense es notablemente superior, y dicha característica se refleja en uno de los objetivos de cualquier trabajador; conseguir una vivienda. No obstante, varía según la cercanía a las grandes ciudades, a los Estados Unidos y a las costas. En una zona media de Vancouver, un piso de dos habitaciones ronda los 1.500 dólares y una habitación, en torno a 600. Ciudades como Toronto, Vancouver u Otawwa tienen mucha vida, aunque más en las casas que en la calle, en dónde las temperaturas suelen ser bastante frías durante la mayor parte del año. Algunos precios que pueden ser orientativos: el café está en torno a unos dos dólares, una cerveza en 5 y un buen chuletón de alce viene a costar 20 dólares.

Por supuesto no puedes faltar a un partido de la Liga Nacional de Hockey, el deporte nacional canadiense. Si vives en Toronto, el equipo de tu ciudad son los Toronto Maple Leafs, y el precio por una entrada normal ronda los 40 dólares, pero si te gusta la acción y quieres sentarte detrás de las mamparas el precio sube.

En definitiva, si tienes como idea dar el salto a buscar empleo en el extranjero, Canadá es uno de los países con mayor proyección de crecimiento, lo que se traduce en un importante abanico de ofertas laborales.

Si quieres más información sobre cómo trabajar en otros países aquí la tienes: Guías para trabajar en el extranjero

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.