Un clima laboral sin precipitaciones

Cada vez hay más estudios dedicados exclusivamente a trabajar el clima laboral dentro de una empresa, entendiendo éste, como el medio ambiente tanto físico como humano donde se desarrollan las diferentes funciones en las distintas áreas que componen una empresa. Jobandtalent se une al carro y en el siguiente artículo te explica cómo sentirse a gusto en tu empresa o cómo puedes ganar productividad dentro de tu ámbito laboral.

Elton Mayo desarrolló en Hawthorne de Western Electric (Chicago) un estudio dividiendo a los trabajadores en dos grupos diferentes con unas condiciones distintas con respecto al acomodamiento de inmobiliarios, iluminación e incluso con subidas de salario.  Los investigadores se quedaron asombrados al observar como los trabajadores que tenían unas condiciones mejores, su productividad iba en aumento comparándola con la de los otros trabajadores. Gracias a esta iniciativa, los investigadores confirmaron que hacer mimos a los trabajadores es un factor de gran relevancia y que apostar por las personas es una clave de éxito empresarial.

A partir de ahí, se desarrollaron una serie de factores característicos que influyen en el ambiente laboral y que hay que controlar con el objetivo de que el clima sea despejado, sin ningún tipo de precipitaciones:

–          ¿Cuál es el mejor tipo de liderazgo? Según los tiempos en los que nos encontramos, actualmente es necesario un tipo de líder que se adapte a las diferentes circunstancias y sea flexible, es decir, fuerte y comprensivo.

–          ¿Qué tipo de relaciones deben establecerse entre el personal?  Lo ideal sería que cada trabajador realizara el trabajo que más le gustaría desempeñar dentro de la empresa y que éste fuera remunerado por esto. Muchas veces no hacer el trabajo que te gusta puede despertar envidias y observar los fallos de los compañeros. Siempre hay que estar atento para armonizar y equilibrar el ambiente cargado que puede producirse dentro de la oficina.

–            Como bien dice el refrán: “Quien cosecha viento recoge tempestades” por lo que los trabajadores de la empresa tienen que ver en sus directivos una implicación en ellos, sino ellos actuarán de la misma manera con la empresa a través de un compromiso menor que bajará la productividad.

–          Una buena organización ante todo. Mientras una empresa va creciendo hay que ir cercando más la organización. Todos los trabajadores deben saber sus competencias dentro de la misma y así no se pueda caer en el “pisoteo” del trabajo de ningún compañero.

–          ¿Y yo qué? Eso es lo que se preguntan muchos cuando ven que su trabajo no está reconocido. Reconocer los méritos de tus trabajadores y compañeros contribuyen fuertemente al buen ambiente de trabajo. Además, está comprobado que si a una persona se le reconoce que sabe hacer algo bien, el esfuerzo y el disfrute será cada vez mayor aumentando así su productividad.

–            ¿El dinero da la felicidad? No sabemos si lo da pero sí sabemos que en los trabajos donde la remuneración no es estática sino que se premia el esfuerzo y el alcance de las metas u objetivos, los trabajadores aumentan sus esfuerzos y capacidades para conseguirlos y por lo tanto la productividad general de la empresa.

–       Todos somos iguales. La igualdad entre diferentes sexos, edades, razas o religiones es imprescindible para un ambiente globalizado y enriquecedor. El buen líder tiene que conocer al personal que forma su empresa y saber cómo evitar envidias o a quién debe estimular más a la hora de realizar su trabajo.

El clima laboral es un factor difícil de cuantificar pero contribuyente al éxito empresarial. Por este motivo, Jobandtalent te invita a realizar el diagnóstico en tu empresa y ver de qué factores cojeas para dar unas soluciones eficaces que permitan hacer del ambiente de trabajo un retiro de productividad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.