Las nuevas formas de reclutamiento de personal

Entendemos como reclutamiento el proceso de selección que hacen las empresas para la obtención de un candidato idóneo para un determinado puesto de empleo. Hoy en jobandtalent queremos dedicar este post a este concepto para que conozcas un poco más en qué consiste.

El reclutamiento es un proceso selectivo, por eso, cuanto mejor sea, más candidatos se presentarán. La capacidad de atraer más aspirantes depende en parte de la empresa, por ejemplo de su buena o mala reputación o de su ubicación.

Existen numerosas técnicas de reclutamiento, pero básicamente se pueden agrupar en dos: las técnicas externas y las internas pudiendo mezclar ambas para un proceso más efectivo.

Hablamos de reclutamiento interno cuando a partir de una vacante, la propia empresa intenta ocupar ese puesto de empleo reubicando a las personas que ya están contratadas. De esta manera, los trabajadores tienen la posibilidad de ascender. Para que no te hagas un lío, pongamos un ejemplo. Imagínate que trabajas en una empresa en el departamento de marketing. Tu puesto inicial es ser el segundo a bordo del departamento, es decir, ayudas a las tareas del director de marketing. En el caso de que, por cualquier motivo, el director, tu jefe, tenga que dejar libre su puesto de empleo estaríamos hablando de reclutamiento interno si la empresa decide que tú pasas a ser el nuevo director de este departamento. ¿Ventajas? La empresa ya te conoce y no tiene que preocuparse en hacer entrevistas a nadie para cubrir la vacante. Es una manera de economizar  tiempo, motivar y fidelizar a los trabajadores y, si además eres tú el que se beneficia aumentando tus responsabilidades y posibilidades dentro de la empresa, ¡qué viva el reclutamiento interno! Aunque como todo, puede tener sus desventajas ya que abusar de esta técnica dentro de una empresa puede hacer frenar el cambio y la innovación.

Por otra parte, hablamos de reclutamiento externo cuando se cubren las vacantes a través de candidatos externos. Permite, al contrario que el interno,  traer experiencia y juventud a la empresa. Por el contrario, utilizar en exceso esta técnica puede frustrar las expectativas de los empleados de la propia empresa. Lo ideal es la mezcla tanto de procedimientos externos como internos. Los candidatos para el reclutamiento externo, son atraídos a través de diferentes fuentes externas: anuncios en medios de comunicación, sindicatos, escuelas,  a través de los propios trabajadores de la empresa que, a menudo,  recomiendan un conocido o familiar o las ETT. Hace ya unas semanas te hablábamos en un post de cómo funcionaban las empresas de trabajo temporal en general y además, dedicamos algún que otro post a hablarte de ETT en concreto como Randstad, Temporing o Adecco. Como te decíamos al principio del post, cuantos más candidatos consigamos, más específico y estricto será el proceso, es decir, podremos encontrar con facilidad el candidato adecuado.

Pero, ante la eminente evolución de Internet y de las Redes Sociales las empresas y sobre todo, los profesionales de Recursos Humanos se enfrentan a un nuevo cambio. Hablamos aquí del Reclutamiento  2.0 que también se conoce como Social Recruiting y consiste en reclutar candidatos a través de las redes sociales a través de su perfil en Facebook, Twitter o Linkedin. Este nuevo concepto está siendo aplicado por cada vez más empresas.

Por eso, ahora que ya sabes cuál es la tendencia de reclutamiento no puedes esperar más: hazte un perfil en jobandtalent y comienza a encontrar las mejores ofertas de empleo que más se ajusten a tus necesidades profesionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.