La falta de flexibilidad horaria en el trabajo desaprovecha un 20% de talento

Trabajar para vivir o vivir para trabajar, esa es una cuestión. La otra es cómo compaginar los tiempos. En este post, desde Jobandtalent queremos resolver el problema de la conciliación laboral de los trabajadores y las empresas que, sin darse cuenta, pierden hasta un 20% de talento.

El reto de la mayoría de las empresas actualmente es gestionar de manera adecuada los tiempos de trabajo de sus empleados para favorecer la tan ansiada productividad. Pero ese reto es compartido con el interés de los trabajadores que desean llevar a sus niños al colegio o rinden más a partir de las 10 de la mañana y hasta más tarde que lo contrario. Siempre y cuando se cumplan los objetivos, ¿por qué no?

Esa productividad que hablamos se ve mermada en muchos casos por ofertas de empleo que no la favorecen y que complican la conciliación de la vida laboral y la vida familiar del candidato que puede terminar rechazando la oferta. Tanto es así, que según un estudio se están perdiendo buenos profesionales y talentos debido a la nula flexibilidad. El 35% de los profesionales aseguran verse perjudicados por la inmovilidad en su empresa en lo que a flexibilidad laboral se refiere.

Sin embargo, en lo que a eso se refiere, en España vamos a la cola y lo reflejan estos datos: tan solo el 45% de la jornada laboral en España es productiva, el 35% del tiempo se destina a labores que no rentabilizan y el 20% restante son horas no productivas que dedicamos a internet, realizar negocios personales, esparcimiento, recados, llamadas telefónicas personales, etc.

Ventajas de la flexibilidad horaria

Para el empleado, las ventajas son numerosas:

–          Compaginar vida laboral y vida personal o familiar.

–          Favorece su ritmo de trabajo: hay personas que trabajan mejor y más concentradas a media mañana.

–          Aumenta la satisfacción laboral, la productividad y la lealtad por la empresa.

Para la empresa:

–          Mejora el clima laboral de la empresa.

–          Aumenta el rendimiento y productividad de los empresarios.

–          Reducen los niveles de absentismo de la compañía.

–          No supone gastos extra para la empresa.

Desventajas

Las desventajas se centran en la empresa. Dependiendo del tamaño de la empresa y del horario de oficina, la flexibilidad horaria será mayor o menor. Además programar reuniones con trabajadores con horarios flexibles también es difícil.

Una solución

Para muchas empresas que están sufriendo las consecuencias de la crisis económica y que no pueden incentivar monetariamente a sus empleados, los motivan dando facilidades laborales, entre ellas, la flexibilidad de horarios. Al fin y al cabo es una solución sin coste adicional y con grandes ventajas.

Existen tres tipos de horarios flexibles en las empresas:

–    Horario fijo-variable: la empresa da a escoger un horario al trabajador y a partir de ahí se convierte en obligatorio y fijo.

–   Horario flotante: el trabajador elige su hora de entrada dentro de unos márgenes y acogiendo su hora de salida según las horas que tenga estipuladas por contrato.

–   Horario libre: es aquél en el que el empleado gestiona su tiempo como le parece siempre y cuando consiga los objetivos marcados por su empresa.

En una encuesta del pasado mes de enero, se le preguntaba a los españoles que qué deseo pedían a la empresa para el nuevo año, y… ¡voilà! Casi el 20% de los encuestados pedían tener mayor y mejor flexibilidad en la jornada laboral.

Para conocer todas las ofertas de empleo con mayor o menos flexibilidad horaria, entra en Jobandtalent.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.