Ministerio de Empleo y la EPA, ¿por qué son distintos sus datos?

Nacidos del todo o la nada, los españoles vivimos en un territorio en el que se cae en cara o cruz, pero nunca lo mismo. Él que se sienta en la raya, se le obliga a posicionarse, todos llevamos un rival a batir dentro, y sólo una vez metimos juntos la pelota dentro del arco de Holanda.  Reenviamos la famosa portada de “a que quieres que te gane”, pero lo cierto es que si nos ponemos a dar datos, somos invencibles. Ayer era la EPA la que publicaba que el número de parados era de 6.202.700 personas, mientras que hoy es el Ministerio de Empleo el que ofrece la cifra de 4,9 millones de parados. Número de manifestantes es el más recurrente, pero los ejemplos en los que los datos no salen por Antequera son muchos.

¿De dónde sale esta diferencia?

La primera explicación se debe a que son sistemas de medición diferentes, y por tanto, las fuentes también difieren. Mientras que la Encuesta de la Población Activa es un sondeo que intenta hacer una disección amplia de la situación laboral en España, el SPEE (antiguo INEM) publica la cifra de parados que se registran en sus oficinas. La diferencia, por tanto, reside en las personas que no cuentan con trabajo y a su vez, tampoco están registradas en el paro. Otro de los condicionantes que influyen en el baile de datos, y casi en el análisis, es que las cifras con las que cuenta el Ministerio no incluyen los demandantes de empleo con condiciones especiales, un grupo que engloba a todos aquellos que cursan estudios de enseñanza oficial o personas que buscan acceder a un primer empleo.  La EPA es una mera contestación subjetiva por parte de las personas encuestadas.

Con respecto a la cifra ofrecida por el Ministerio de Empleo, debemos añadir que no han contabilizado a los trabajadores beneficiarios del subsidio agrario, ni las personas que actualmente están apuntadas a algún curso de formación. Empleo no contabiliza tampoco a los demandantes que solicitan condiciones laborales especiales, como los trabajadores a domicilio, por Internet o aquellos que han tenido que salir al extranjero a buscar empleo. Otra de las diferencias reside en cuanto a la temporalidad de los datos, ya que en ambos casos es distinto. El ministerio de Fátima Báñez publica la cifra exacta que posee el último día de cada mes, como ha sido en este caso con la bajada de 46.050 desempleados, con el dato de abril, mientras que la EPA ofrece los datos estadísticos a lo largo de un trimestre, en su caso, el primer de 2013.

En definitiva, ambos baremos son aptos para conocer la situación del mercado laboral español, a pesar de que entre los mismos existan diferencias, pero lo cierto es que los 4,9 millones de parados responden a un dato fiable que sale del Ministerio de Empleo, mientras que los más de seis millones de parados salen de una encuesta en profundizad realizada durante un trimestre entero, siguiendo los mismos parámetros que se establecen asociaciones como la Organización Mundial del Trabajo o la propia normativa de la Unión Europea.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.