Movilidad exterior o Fuga de talento

Las redes sociales se están convirtiendo en una nueva medida de velocidad, y en este caso, la última víctima ha sido la actual ministra de Empleo y Seguridad Social Fátima Bañez, por su explicación sobre la llamada «fuga de talentos», convirtiendo la expresión en trending topic en apenas minutos. En su comparecencia en el Congreso de los Diputados del pasado miércoles, se refirió a este fenómeno en términos de «movilidad exterior». En jobandtalent nos hacemos la siguiente pregunta, ¿Estamos ante una fuga de talentos, o es parte de la movilidad laboral que siempre quiso Europa para sus Estados miembros?

La movilidad antes y durante la crisis

Sólo en el año 2012, el número de españoles que decidieron salir del país se incrementó un 6,3% hasta superar los 1,9 millones de personas, según la explotación estadística del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero. Y en lo que respecta a la población entre 25 y 35 años, son más de 300.000 jóvenes los que han abandonado el país desde que llegó la crisis a España en el año 2008, según la Federación Nacional de Asociaciones de Consultoría, Servicios, Oficinas y Despachos (FENAC).

Unos años antes de la crisis, en el 2006, la consultora PwC elaboró un informe sobre la movilidad laboral en España para la Comisión Europea tras consultar a directivos de recursos humanos de 445 empresas de la UE, y del mismo se podía extraer que en España, apenas un 15% de los trabajadores podían incluir en sus expedientes experiencias de movilidad laboral. Esta escasa movilidad no sólo era producto de la actitud de los trabajadores, sino que las empresas también preferían continuar formando a su plantilla actual antes que contratar profesionales de media-alta cualificación debido a los elevados costes.

Auge de la Generación JESP

Entonces, ¿cómo surge la Generación JESP? Debido al goteo constante de jóvenes españoles que salen para buscar las ofertas de empleo que nuestro mercado laboral no puede ofrecerles, hay toda una generación de talentos españoles conocida como Jóvenes Españoles Sobradamente Preparados. La tasa de paro juvenil en España se encuentra en torno al 55%, lo que empuja una generación en la difícil tesitura de buscar una proyección laboral fuera, o bien, aceptar empleos por debajo de sus cualidades profesionales. Además, según la Encuesta de Población Activa, sólo en el 2011 seis de cada diez empleos destruidos lo ocupaban jóvenes entre 19 a 29 años. Hablamos de toda una generación perdida, un término que no es casual, ya que así se denominó a un grupo de personas del mundo de la cultura estadounidense que se marcharon del país durante la Gran Depresión. Posteriormente fue acuñado por el Fondo Monetario Internacional para referirse al suceso que estos días vivimos en España.

¿Son realmente perfiles perdidos?

El sector de IT y Telecomunicaciones es el que mayor crecimiento viene padeciendo los últimos años dentro de jobandtalent en cuanto a ofertas fuera en el extranjero. La carrera de informática en España es la tercera que mayor número de licenciados tiene en Europa, y por lo tanto, tenemos un mercado laboral inferior al número de personas con esta carrera. Alemania tiene un índice menor al español, por lo que su demanda con respecto a este perfil es una de las más potentes de Europa. Varias regiones de Latinoamérica como Argentina o Chile están siendo foco de atención por parte de los informáticos españoles para la búsqueda de empleo ya que numerosas empresas apuestan por la contratación de este tipo de perfiles.

Son varios los catedráticos que consideran que la generación actual de científicos es la mejor preparada de la historia, como recoge el estudio anual que realiza INNOVACEF (Universidad a Distancia de Madrid y el Centro de Estudios Financieros), mientras que la confianza de éstos en España está en su calificación más baja, según se pone de manifiesto en el mismo informe. Por el contrario, el grado de confianza de los científicos españoles en el extranjero es de 5,7 puntos, y son perfiles muy demandados para continuar sus investigaciones en Estados Unidos, en Holanda, Alemania y Francia. Para la mayoría, el mejor país dentro de la Unión Europea para desarrollarse profesionalmente en esta materia es Holanda, un país con un menor número de licenciados en carreras científicas que el que posee España.

¿Qué busca este talento?

La fuga de talentos que se produjo en el periodo del crack del 29 se trasladó a París para continuar con su proyección artística. No fue casualidad que escogiesen este destino, como tampoco lo es el que toman la mayoría de los españoles que salen de nuestro país. Los BRIC son los países que mayores índices de crecimiento tienen, lo que supone una amplia oferta para los perfiles de ingeniería y arquitectura. El problema del idioma siempre ha sido el mayor condicionante, por lo que países latinoamericanos como Chile, Argentina, Colombia y Perú están siendo destino de muchos de los cv de españoles que quieren emprender un camino profesional fuera de España. El Reino Unido es quizás el país con un mayor abanico de sectores que reclama, ya que profesionales de ADE y Económicas, perfiles de Legal y personal sanitario con carreras de Medicina y Enfermería tienen oportunidades laborales al otro lado del Canal de la Mancha. La generación perdida al comienzo era una manera despectiva de referirse a este grupo de escritores entre los que se encontraban Arthur Miller o  Hemingway, éste último, vivió durante muchos años en España. ¿Movilidad o fuga? “Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para aprender a callar”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.