Desmontando mitos: productividad y vacaciones en los países de Europa

Siempre se ha dicho, tanto desde los países centroeuropeos como desde los nórdicos, que lo que pasaba con el sur del viejo continente, véase España, Portugal, Italia o Grecia, es que dichos países estaban, hablando mal y pronto, plagado de vagos. Demasiadas vacaciones, menor número de horas trabajadas, nefasta productividad y un sinfín de mitos con los que desmontar el chiringuito a los sureños, sabedores estos de que tienen la calidad de vida de su lado.

El discurso, si bien es cierto que siempre ha estado presente, se ha visto radicalizado a medida que la crisis financiera ha ido en aumento, llegando a convertirse en un arma de doble filo. Y es que hoy se utiliza para atacar al sur del continente y culparnos –no está de más incluirnos- de la mala situación del continente.

A lo largo de las próximas líneas desde jobandtalent no vamos a meternos a opinar acerca de si los países del norte tienen razón o si por el contrario se equivocan y somos nosotros el motor de Europa, ya que a la vista está que no. Por el contrario lo que vamos a intentar es evaluar, mediante los distintos informes publicados por entes tales como la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) o el IEE (Instituto de Estudios Económicos) qué países son los que gozan de un mayor y un menor número de vacaciones y cuáles son los qué más y menos horas trabajan. Con todo esto procuraremos llegar a la conclusión buscada: ¿tiene todo esto que ver en los índices de productividad?

Empezando por el número de horas trabajadas, el IEE publicó a principios de este mes y a partir de una serie de estadísticas de la OCDE, una especie de ranking, informe o estudio, como se le quiera llamar, sobre el número de horas trabajadas de media en el mundo desarrollado.  Si bien utilizaremos algunos de los datos proporcionados, nosotros nos centraremos en Europa.

El informe fija en 1.776 horas el promedio entre todos los países evaluados, y desmonta uno de los grandes mitos sobre el sur de Europa. Concretamente termina con aquel que dice qué en dicha zona se trabaja menos horas que en el resto del continente. Típico tópico de los norteños…

Por de pronto hay que hablar de una cosa que nos deja muy claro el informe, y es que en Europa se trabaja menos que en casi ningún lugar del mundo, situándose la gran mayoría de los países que la forman por debajo de la media.

No es el caso de Grecia, sin duda alguna el país europeo que peor lo está pasando en la actualidad y principal representante de “esa otra Europa”. El país heleno es el cuarto estado del mundo y primero de Europa con mayor promedio de horas trabajadas. 2.032 tan solo superadadas por las 2.250 de México, las 2.193 de Corea del Sur y las 2.047 de Chile.  Países como Hungría, Polonia y Estonia se sitúan también por encima de la media, todos ellos superando las 1.900 horas.

Ya por debajo de la cifra de la discordia, nos encontramos con la gran mayoría de los países del viejo continente. Sin embargo y a pesar de lo que el orden natural de las cosas pueda llevar a pensar, tanto Italia como España rozan, especialmente los transalpinos, dicha media. Por el contrario, países como Holanda, Alemania, Dinamarca y Noruega cierran la lista, proclamándose campeones de entre los verdaderos vaguetes.

Otro de los grandes temas presentes a la hora de hablar sobre quién vive mejor es el de las vacaciones. Hasta Angela Merkel, actual canciller de Alemania, ha llevado el tema ante sus socios en la Unión Europea, llegando incluso a señalar a países como España, Grecia y Portugal como los grandes vividores y promulgando la “unificación” de las vacaciones entre los socios europeos.  Sin embargo, un estudio elaborado en diciembre del pasado año por la agencia Mercer contradice al dedo acusador de la señora Merkel.

En él se consigue desmitificar un nuevo mito, y es que a través de los datos que nos proporcionan se puede ver como las vacaciones están bastante más repartidas de lo que la gente pueda creer.

Austria y Malta son las dos naciones cuyos trabajadores disfrutan de más días de vacaciones remuneradas, con 38 días libres, a los que se llega a través de la suma del mínimo de días de vacaciones y de la cantidad de días festivos.

Justo después encontramos a un importante pelotón de países entre los que se encuentran Francia, Suecia, Reino Unido, Portugal, Finlandia, Grecia y España, todos ellos por encima de los 33 días libres al año.

La diferencia de estos países con aquellos que menos vacaciones otorgan a sus trabajadores  existe pero no es para nada tan grande como Merkel dejó entrever. Al país germano le acompañan Irlanda, los Países Bajos y Rumanía como los estados europeos que conceden menos días libres remunerados, todos ellos con 29 jornadas en total.

Analizados ya los distintos ránquines, el de horas trabajadas por un lado y el de cantidad de vacaciones por el otro, vamos a pasar a comentar las conclusiones a las desde Jobandtalent hemos llegado.

Por lo que respecta a los mitos con los que empezábamos este post, a la vista está que no son más que eso, historias sin fundamento. Lo son por datos como el de Grecia, que es el país europeo cuyos ciudadanos pasan más horas en sus respectivos puestos de trabajo, o por los de Italia y España, que superan en mucho a Alemania, Holanda y compañía en horas trabajadas. Sin embargo, ¿es esto motivo de éxito?

He aquí cuando llegamos al quit de la cuestión, a la relación que tienen tanto la cantidad de vacaciones como el número de horas de trabajo con la productividad de cada uno de los países.

A bote pronto vemos que son los ciudadanos de aquellas naciones cuyas economías mejor van los que menos cantidad de horas pasan en sus respectivos puestos de trabajo. Hablamos de países como la locomotora europea, Alemania; Holanda; y los países nórdicos (Noruega, Dinamarca, Suecia y Finlandia) Por el contrario, son los ciudadanos de los estados cuyas economías están pasando por mayores dificultades quienes pasan más tiempo en el trabajo.

Este análisis parece llevarnos a la conclusión de que ni se rinde más ni tampoco se produce más por muchas horas que se pasen delante del ordenador o cualquiera que sea nuestra herramienta de trabajo. De hecho parece que es todo lo contrario y que la productividad aumenta si se reduce la jornada laboral. Así que ya solo queda que se lo comentéis a vuestros jefes. Suerte con ello…

Por lo que respecta a las vacaciones, en este apartado las conclusiones no están tan claras ya que las diferencias entre los países que están dentro del viejo continente son mínimas. Cierto es que tanto Alemania como Holanda forman parte de ese conjunto de países cuyos ciudadanos disfrutan de un menor número de días libres, pero comparten dicho “honor” con Irlanda y Rumanía, países ambos dos que ni mucho menos están entre las economías más poderosas de la zona euro.

En la otra cara de la moneda y tal y como ya hemos mencionado más arriba, los trabajadores de Austria y Malta comparten el, esta vez si y sin necesidad de utilizar las comillas, gran honor de disfrutar del mayor número de días libres de todo el continente. No está de más decir que Austria es una de las economías más fiables de Europa y que Malta no está entre las peores.

Así que, si bien es cierto que tras la realización de este informe hemos obtenido la clara conclusión de que cuanto más corta suele ser la jornada laboral mayor es la producción –caso de Holanda y Alemania- en lo que se refiere a si existe una relación entre productividad y vacaciones no estamos tan seguros.

Por lo que, y a modo de conclusión, no estaría de más que les comentaseis a vuestros respectivos jefes y/o jefas la relación entre horas trabajadas y productividad, a ver si suena la flauta. Por otra parte, ahorraos el tema de las vacaciones. Y es que como se decía antaño y más aun tratándose de este tema, “virgencita, virgencita, que me quede como estoy”.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.