Entrevista a Enrique Gandía, ganador del premio «Jóvenes Juristas»

Enrique Gandía Pérez, estudiante de Derecho y Administración y Dirección de Empresas en la Universidad Autónoma de Madrid, resultó el pasado lunes ganador del premio «Jóvenes Juristas» (en la modalidad de estudiantes del último curso de carrera) que la fundación Garrigues viene organizando desde hace años. Aquí cuenta como ha sido su experiencia, en que han consistido las pruebas y ofrece consejos a estudiantes que estén pensando participar en próximas ediciones.

¿Por qué decidiste presentarte a este premio?
El Premio Jóvenes Juristas, en su modalidad de estudiantes, ha ido consolidando su prestigio a lo largo de sus cuatro ediciones y es, en estos momentos, uno de los galardones más importantes a los que puede optar un estudiante de derecho. Junto a la relevancia del Premio, la posibilidad de obtener una beca para cursar un Máster en el Centro de Estudios Garrigues fue determinante en mi decisión de presentarme al mismo.

¿Cómo preparaste el premio? ¿Hiciste algún tipo de preparación especial?
Ciertamente, no dispuse de mucho tiempo para prepararlo pues tenía exámenes en la Facultad. Traté de resolver el supuesto del año anterior y repasar algunos de los temas más complejos como los de tributación o los relativos a la compraventa de sociedades.

¿En qué consistían las pruebas para optar al premio?
En primer lugar, había que resolver por escrito un caso práctico planteado de forma transversal (esto es, enlazando diversas materias tales como Derecho Mercantil, Derecho del Trabajo o Derecho Tributario). Para ello, disponíamos de un tiempo máximo de cinco horas y podíamos ayudarnos, además, de los textos legales que estimásemos oportunos.

Posteriormente, quienes accedimos a la fase oral del Premio tuvimos que defender nuestro dictamen ante un tribunal cuyos miembros me solicitaron que escogiera alguno de los temas que se planteaban en el supuesto práctico y lo desarrollara. En relación con el tema escogido (en mi caso, la reestructuración económica y financiera de una sociedad en pérdidas) me formularon, además, varias preguntas.

¿Qué fase fue la que encontraste más difícil? ¿Por qué?
La fase escrita presenta como dificultad principal buscar un hilo conductor a las distintas cuestiones planteadas que aporte coherencia al dictamen. No obstante, creo que la fase más compleja es la oral, principalmente, porque, dado el carácter espontáneo de las preguntas, se exige un manejo ágil de los conceptos que permita construir una respuesta adecuada en un tiempo breve.

¿Qué programa de Posgrado del Centro de Estudios Garrigues vas a realizar?
Este curso que comienza realizaré el máster en Derecho empresarial.

¿Qué consejos darías a las personas que quieran participar en este premio?
Dado que las pruebas están diseñadas para medir conocimientos adquiridos a lo largo de los estudios y puesto que el primer criterio de selección para poder participar en el Premio es la nota media de la carrera, animo a todos aquellos que comienzan sus estudios a que, desde un primer momento, lo hagan con ilusión, trabajo y constancia, sabiendo que existen iniciativas como ésta que premian y valoran el esfuerzo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.