Consejos prácticos: Cómo hacer una carta de motivación

Muchas empresas exigen que los candidatos envíen una carta de presentación, carta de motivación o cover letter. Por un lado, con la carta de motivación pretenden evitar el “spam” que provocan algunos candidatos reenviando su currículum a empresas en las que no están realmente interesados. Y por otro, conviene fija como objetivos de la carta  de motivación que tratan de conseguir una visión más precisa de quién es el candidato y de lo que busca.

Aunque, lógicamente, la elaboración de la carta de presentación conlleva un esfuerzo, debe ser vista como una oportunidad excelente.

Causa un impacto positivo
Para dar una buena imagen es fundamental sorprender siendo original, pero cuidando las formas y utilizando un estilo agradable y directo. Tienes que marcar la diferencia respecto al resto de los candidatos. Tu objetivo es conseguir que te citen para una entrevista, por tanto debes mostrar en todo momento tu motivación e interés por el puesto.

Tu carta de presentación, más que describir conocimientos, debe presentar aptitudes y actitudes, reflejar tus intereses y motivaciones, tu capacidad de comunicación, e incluso, ser un reflejo de algunos aspectos de tu personalidad.

Demuestra por qué aportarás valor
La carta de presentación debe ser vista como la oportunidad para poder presentarle a la empresa los aspectos de tu personalidad o habilidades más importantes y que en un currículum son difíciles de apreciar. Tengas o no experiencia, no olvides mencionar tus conocimientos, habilidades y capacidades y, ante todo, haz notar que son demostrables. Lo ideal es que cuando la lean puedan valorar cuánto puedes aportar a la empresa y qué puedes hacer por ella.

Cada carta de presentación ha de ser diferente y auténtica. Debes realizar una carta para cada compañía, teniendo muy en cuenta el puesto al que aspiras. No existe un tipo de carta estándar. ¡Y mucho cuidado con el reciclaje! Es importante que personalices todos los contenidos, pero aún lo es más que no escribas a una empresa explicando por qué te encantaría trabajar en su competencia. Cada año, muchos candidatos son descartados en procesos de selección por no haber tenido el mínimo cuidado en reemplazar los nombres de las empresas a las que se dirigen.

Los 10 consejos básicos:

  1. Antes de escribir, recopila información acerca de la empresa a la que te diriges y el puesto que quieres ocupar.
  2. Utiliza frases cortas. La carta debe ser concreta y rigurosa.
  3. Nunca debe ocupar más de una página.
  4. Revisa la ortografía una y mil veces.
  5. Nunca tutees
  6. Evita un tono demasiado efusivo o coloquial.
  7. Muestra entusiasmo e interés por el puesto y por la empresa.
  8. Se positivo hablando de objetivos y de lo que puedes aportar a la empresa.
  9. Si lo envías en formato papel:
    • Remite siempre originales, no fotocopias y no olvides que el papel ha de ser de buena calidad.
    • No utilices un sobre que desmerezca la carta o que parezca informal.
  10. Si lo envías en formato digital:
    • Nunca lo mandes en .doc siempre en .pdf.
    • En el nombre del archivo haz constar el tuyo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.