Profesionales por el mundo: Trabajo en la India

blog_emprende
 

Giuseppe Mozzillo realizó sus estudios de  Business Administration con especialización en Corporate Finance en la Universidad Bocconi (Milan), mas tarde, se decantó por estudiar un Master en International Management en la Universidad ESADE (Barcelona). Su visión de negocio y su mentalidad emprendedora le hicieron viajar a India para montar una empresa dedicada a la fabricación de queso. Esta es su historia:

Giuseppe¿Por qué te planteaste trabajar en el extranjero?
Principalmente por el sector que he elegido, el de la alimentación y mas específicamente el universo del queso. Este sector está bastante saturado tanto en Italia como en otros países productores de queso en Europa.  Además la saturación se encuentra tanto en la oferta como en la demanda, así que la única posibilidad para aumentar el porcentaje de éxito era mirar hacia otros mercados en expansión. La India presenta las condiciones ideales, ya que es el segundo mayor productor de leche a nivel mundial, con muchísimos tipos (hay leche de vaca, de cabra, de oveja y hasta de búfala, bastante raro de encontrar). Por otro lado, la población, vegetariana por tradición, ve el queso como un elemento natural de su dieta por lo que su consumo es bastante alto (aunque el 90% está absorbido por el paneer, una variedad local, hasta ahora naturalmente…)

¿Cuáles son/eran tus funciones?
Soy uno de los fundadores de la empresa, así que al principio hacia un poco de todo, desde el reclutamiento de la gente, hasta la administración, la búsqueda de la proveedores, la supervisión de las obras, el desarrollo de las recetas y mas en general de los procesos de producción, la función comercial y la de relaciones publicas. Ahora ya tenemos una plantilla mas organizada, mi socio local (un indio) se encarga de la administración, hay un director de planta que se encarga de la producción y los proveedores, hay varios comerciales divididos por área geográfica, yo sigo supervisando todo y ocupándome especialmente de recursos humanos, de marketing/relaciones publicas y del desarrollo de los nuevos productos. Además, como ha  incrementado el numero de inversores en el proyecto, me ocupo también de cuidar los accionistas.

¿Qué destacarías de tu experiencia en el extranjero?
Aprender a enfrentarte a una cultura tan diferente de la tuya para conseguir tus objetivos ha sido sin duda la mayor lección. En segundo lugar, aprender a aprovechar  los puntos fuertes de las personas que viven allí y elegir cuales son aplicables a tu vida sigue siendo un descubrimiento continuo, después de tres años los márgenes de mejora son todavía enormes. Finalmente, la India es un sitio muy peculiar por la fuerte relación entre las tradiciones, la religión y el desarrollo acelerado de los últimos años, y si ya para ellos es complicado convivir con todo esto, te puedes imaginar para mi. El secreto es entender que no existe solo el modelo occidental, hay que aceptar otras direcciones, nuevas y por lo tanto, complicadas en un principio, pero mas en línea con la nueva forma del mundo.

Una anécdota divertida que te haya ocurrido:
Tengo dos bastante buenas: la primera durante el periodo de la construcción de la planta. El dibujo original tenía una forma rectangular con aberturas en los cuatro lados y, de hecho, así la estábamos montando. Hasta que me fui a Italia una semana para unos temas familiares y cuando volví me di cuenta que una de las aberturas había sido cerradas. Cuando pregunté por la razón, me dijeron que los dioses aconsejaban no tener salidas en el lado sur por temas de respeto; jamás volví a tener un abertura en aquel lado. La segunda durante el periodo de pruebas del producto. Registramos un paquete estándar de 250gr porque teníamos planeado meter dentro dos bolas de mozzarella de 125gr cada una. Sabíamos que legalmente no se podía ir por debajo de aquel peso, pero cuando salieron las primeras bolas nos dimos cuenta que pesaban menos, las dos juntas llegaban a 235gr o algo así. Mientras todo el mundo intentaba entender porque las bolas salían mas pequeñas, el que en aquel entonces era el jefe de producción llego con una posible solución. Nos propuso meter dos bolas y cortar un poquito de otra para llegar justo a 250gr. Suerte que estábamos nosotros para bloquearlo, os imagináis un paquete con dos mozzarella y media? El señor ya no es nuestro jefe de producción…

¿Qué consejo darías a un universitario que quiere seguir tus pasos?
Lo mejor es empezar aprendiendo de un trabajo y entendiendo bien el sector. Seguramente es mas fácil hacerlo en tu proprio idioma y en un entorno que conoces, así que el primer consejo es  pasarse un par de años trabajando con gente que sabe acerca del sector al que te quieres dedicar. Luego te darás cuenta cuando estarás listo para dar el salto. En ese momento, no tienes que asustarte si necesitas dejarlo todo para arriesgarte en un mundo que te parece demasiado grande y complicado, mientras que tu por otro lado ya pareces haber encontrado tu sitio. Cuanto antes des el salto, mas probabilidades tienes de manejarlo bien, no aguantas lo mismo con 26 años que con 36. La primera temporada será durísima y conseguirás sobrevivir independientemente de si la idea es mas o menos buena, todo depende simplemente de cuanto creas en ella. Y si fracasas… será un éxito igualmente porque por lo menos lo has intentado, has ganado una experiencia que poca gente tiene y podrás volver o bien al mundo del que vienes para seguir aprendiendo, o bien intentarlo de nuevo, pero aprovechando todo lo que has aprendido sobre los errores del pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>