No todos los grandes empresarios alcanzan la fama de Steve Jobs, pero sí sus compañías

blog_emprende
 

En los últimos años, la atención sobre la importancia del empresario al frente de la compañía, la han adoptado personajes como Steve Jobs, Bill Gates o Donald Trump, ejemplos que han sido impulsados por el áurea de éxito unido al sueño americano, mientras que dentro de nuestras fronteras conocemos a otros como Amancio Ortega. En el blog de Jobandtalent queremos repasar otros rostros no tan conocidos, pero cuyas compañías se han introducido en tu día a día.

1. Los cereales más consumidos del mundo, incluso en la Luna

Todo comenzó en 1898 en Michigan, Estados Unidos, cuando William Keith Kellogg se encontraba experimentando con su hermano John Harvey, cómo crear los primeros copos de cereales, cuando se les olvidó el trigo cocido dentro del horno y se tostó de nuevo. Así fue cómo consiguieron unos copos ligeros y crujientes que recibirían el nombre de Corn Flakes, de Kelloggs.

Ya en 1906, Will Kellogg abrió la empresa Battle Creek Toasted Corn Flake Company, formada por 44 empleados. Un hito en la historia de la compañía fue cuando dieron de desayunar a los astronautas legendarios Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins durante su viaje a la Luna en 1969.

images

William Kellogg en un cartel publicitario

 Will Kellogg difundió la idea de comer cereales como alimento sano en el desayuno, y especialmente la avena. Marcó un hito en la historia de la alimentación, y creó una marca que se ha convertido en un símbolo a nivel mundial, y que cuenta con una amplísima gama de productos especializada en cada miembro de la familia, y con unas mascotas muy fácilmente reconocibles: la rana Smack, el tigre Frosty, el mono Coco, etc.

Kellogg’s cuenta con unas ganancias astronómicas, que en el 2013 alcanzaron los 1.807 millones de dólares, con una presencia en 180 países y con más de cien años de vida, lo que convierte a Will Kellogg en uno de los grandes empresarios de la industria alimenticia.

2. Twitter, Fleetic y Square: tres empresas y un empresario.

Twitter nació en 2006, pero está tan insertado en nuestras vidas que parece difícil pensar en aquellos días en los que ni siquiera existía. La gran mayoría de medios de comunicación, desde los periódicos a los canales de televisión, tienen su cuenta de Twitter, y debido a su rapidez, muchas veces cuelgan ahí sus últimas noticias, antes incluso que en sus páginas web.

descarga (2)

Jack Dorsey, de su imaginación nació Twitter

¿Quién tuvo la idea de crear Twitter? Hay mucha controversia respecto a su fundación, pero lo que no puede negarse es que la idea original es propiedad de Jack Dorsey, actual presidente de Twitter, Inc, desde su fundación en 2009. Este empresario estadounidense, natural de Misuri, estudió en la Universidad de Ciencia y Tecnología de este estado, y más tarde en la de Nueva York.

Fue cuando trabajaba para la empresa Odeo, en 2006, cuando Twitter empezó a desarrollarse a partir de un diseño suyo de una interfaz muy simple en la que los usuarios podían publicar mensajes de 140 caracteres como máximo (ahora se ha ampliado a 147). Estos pequeños mensajes recibían el nombre de tweets, que se corresponde con el sonido que hacen los pájaros al piar. El proyecto se realizó entre varios trabajadores de Odeo, como Evan Henshaw-Palth, el programador que vendió su parte de Twitter por 7.200 dólares antes de que el proyecto despegara, (cantidad que parece un regalo si se compara con las cifras millonarias que Twitter ha llegado a cosechar).

Primero surgió como una aplicación para los empleados de dicha empresa, y un año más tarde, se abrió a la red mundial. En 2009, el microblogging publicó una aplicación para que los usuarios de forma no lucrativa lo tradujeran al español, italiano, francés y alemán.

Jack Dorsey es actualmente un desarrollador de software, y por supuesto, billonario gracias a Twitter, aunque también ha desarrollado otros proyectos como Fleetic (una red social sin publicidad y que no negocia con los datos de sus usuarios) y Square, una empresa que permite realizar pagos mediante el teléfono móvil, fundada y dirigida por Dorsey desde 2009, y que de momento le ha reportado, nada más y nada menos, que 220 millones de dólares. A finales del año pasado, Dorsey se unió a las filas de Disney para dirigir desde la junta directiva la apertura de la gran marca a las nuevas tecnologías. Sin duda, Dorsey es uno de los grandes empresarios de la revolución digital.

3. Puma y Adidas, las marcas que nacieron del enfrentamiento de dos hermanos

Adidas, aunque originariamente se llamaba La fábrica de zapatos de los hermanos Dassler, se fundó en 1920 por los hermanos Adi y Rudi Dassler.

3336128722_8e5d81158b

Adi Dassler en 2012

 La marca comenzó confeccionando zapatillas y pantuflas sin una marca adquirida, así como zapatos con clavos para deportistas. Durante la primera Guerra Mundial fabricaron botas militares y lanzagranadas. Rudi fue llamado a filas, mientras que Adi permaneció en Alemania. Sin embargo, los problemas comenzaron tras la guerra, ya que mientras la empresa prosperaba gracias a la devoción que sentían los estadounidenses por el deporte, Rudi tuvo que dar explicaciones por su afiliación al Partido Nazi y se convenció de que había sido su hermano quién le había delatado.

Como ambos hermanos eran grandes empresarios, decidieron fundar empresas distintas. Así pues, Rudi fundó su propia fábrica, Puma, en 1948, mientras que Adi se hizo con el control de la empresa y la rebautizó como Adidas, término formado por el diminutivo de su nombre y la primera sílaba de su apellido.

2307---x_940-y_800

Rudolf Dassler en una foto promocional de Adidas

Adidas es una marca de ropa y accesorios deportivos conocida mundialmente y con unos ingresos netos de 10. 084 millones de euros, ya que además es patrocinadora de grandes eventos y de jugadores profesionales.

Puma, por su parte, emplea a 3.200 trabajadores y sus productos se distribuyen en 80 países. En 2013, dicha empresa tenía un valor de 1.270 millones de euros.

4. Marcel Bich, el inventor que cambió su apellido por Bic y patentó el bolígrafo más vendido del mundo

El bolígrafo más vendido de la historia es el Bic Cristal. Fue tras la Segunda Guerra Mundial, en 1945, cuando Marcel Bich, un inventor e industrial italiano, pero nacionalizado francés, fundó junto a Edouard Buffard la Societé PPA (acrónimo francés que significa “pens, mechanical pencils and accessories) en Clichy, un suburbio al norte de París. Bich, fascinado por encontrar una nueva forma de escribir, investigó la tecnología suiza que era capaz de cortar y dar forma a piezas de metal de una centésima de milímetro, que daban como resultado una esfera, de acero inoxidable, de un milímetro aproximadamente, que permitía fluir a la tinta a través de ella. Tras varias pruebas, Bich consiguió dar con un grosor de tinta que nunca goteaba ni se obstruía y en 1950 lanzó el primer Cristal. Una de las novedades que también introdujo este bolígrafo fue que una vez que se le gastaba la tinta, se tiraba y se compraba otro nuevo.

04-BICcristal2008-03-26

Por motivos publicitarios, Bich cambió su apellido por Bic para adaptarlo así como marca, ya que era más fácil de recordar y se podía adaptar mundialmente, convirtiéndose en una marca de moda durante la postguerra., y elevando a Bic a la categoría de uno de los más grandes empresarios en el mercado de los elementos de oficina.

Bic Cristal se ha coronado como el bolígrafo más vendido en todo el mundo, alcanzando en 2004 los cien mil millones de bolígrafos vendidos, y su diseño industrial es parte de la colección permanente del Museo de Arte Moderno de Nueva York. Más que un bolígrafo, se ha convertido en una herramienta indispensable de escritura y es usada mundialmente por estudiantes y profesionales en todo el mundo. Y todo gracias al invento de un solo hombre: Marcel Binch.

biclighter

Además del Bic Cristal, también comercializó los encendedores o mecheros desechables, que en 1974 (un año después de que comenzara su comercialización) alcanzaron la cifra diaria de 290.000 productos, que actualmente ha alcanzado la cifra de cuatro millones, lo que convierte a Bic en el primer productor mundial de este tipo de encendedores.

Bic publica mensualmente en su página web sus resultados financieros completos, donde cualquiera puede consultarlos. En 2013, sus ventas netas fueron de un total de 1, 887.8 millones de euros, con un 14% del total obtenido gracias a la inversión publicitaria.

5. De un alimento para niños hasta la compañía agroalimentaria más grande del mundo

Durante la dura jornada, a menudo se realizan descansos de cinco o diez minutos para tomar un café o comer algo rápido. Tanto si nos bebemos un café de la marca Nescafé o Nespreso, o si nos comemos un Kit Kat o una barrita de cereales Chocapic, nos estamos remitiendo siempre a la misma empresa: Nestlé, la compañía agroalimentaria más grande del mundo.

images (1)

Henri Nestlé

Fue fundada en 1866 por el alemán, residente en Suiza, Henri Nestlé, un comerciante y químico de renombre. En 1867 desarrolló un compuesto al que llamó “harina láctea”, que contenía leche de vaca y cereales, pensado para bebés cuyas madres no pudieran alimentarles de forma natural. Además, eliminó el ácido y el almidón de la mezcla para que fuera un rotundo éxito. De hecho, el logotipo de la compañía es un nido de ave (Nestlé significa “pequeño nido” en alemán), que representa sus orígenes como marca para productos alimenticios destinados a bebés.

En 1868, Nestlé abrió una oficina en Londres, y en cinco años estaba exportando su producto a Australia y Sudamérica. Sin embargo, en 1874, Henri Nestlé vendió la compañía a Jules Monnerat por un millón de francos y se desentendió de ella, ya que no quería seguir siendo uno de los grandes empresarios agroalimentarios.

Está presente en todo el mundo, aunque su sede central se encuentra en Vevey, Suiza, y en su plantilla cuenta con más de 330.000 trabajadores. En 2012 obtuvieron unas ventas por 92,2 mil millones de francos suizos, lo que supuso un aumento de 8,6 mil millones de francos suizos (un 10.2% más), así como un crecimiento orgánico del 5,9% y un crecimiento interno del 3,1%.

Pongamos que preferimos tomarnos algo un poco más ligero, como un yogurt, ¿de qué marca lo escogeremos? Más que probablemente nos decidiremos por un yogur de Danone. Pero, ¿sabías que está marca nació en España?

 Danone_spain

La empresa Danone vio la luz en 1919 de la mano de Isaac Carasso, en Barcelona. En un primer momento era una pequeña fábrica artesanal que producía yogures, y que supuso el nacimiento del yogur de fabricación industrial en España. El nombre de la fábrica Danone, se debe al nombre de su primogénito, Daniel. Lo que Carasso no sabía era que, con el paso de los años, su hijo Daniel acabaría convirtiéndose en uno de los más grandes empresarios del sector agroalimentario, con una facturación actual de más de 21 millones de euros.

6. El empresario sevillano que ha puesto en jaque a McDonalds y a Burguer King

El Grupo Restalia, que comprende las franquicias del 100 Montaditos y de La Sureña, es el nuevo rey de la restauración. Todo ello bajo la atenta dirección del fundador del Grupo, José María Fernández Capitán, uno de los nuevos grandes empresarios en las cadenas de restaurantes.

Restalia

José María Fernández Capitán, propietario del Grupo Restali

Todo comenzó en el año 2000, cuando Fernández Capitán abrió el primer 100 Montaditos en Islantilla, Huelva. La gran novedad de su negocio era que se ofrecían pequeños bocadillos con ingredientes típicos de la dieta mediterránea a un precio ínfimo; 1 euro.

En 2001 se abría la primera franquicia, dos años más tarde, en 2003, 100 Montaditos llegaba a Madrid, y un año después nació el Grupo Restalia para dar cobertura a todas las franquicias que se iban extendiendo como la pólvora por todo el territorio nacional. En 2010 nació La Sureña, y los 100 Montaditos llegaron a Francia, Portugal y Estados Unidos, y así ha seguido su expansión hasta alcanzar más de 330 restaurantes a nivel global, que también incluyen la nueva marca de restaurantes The Good Burguer (TGB), lanzada en 2013.

Para 2014, el grupo dirigido por Fernández Capitán prevé crear más de 4.000 puestos de trabajo gracias a la apertura de unos 250 nuevos locales en Europa y América. Esto supondrá una inversión de más de 40 millones de euros, pero prevé facturar un 50% más, tal y como ha declarado la directora general de la firma, Virginia Donado.

7.- La burbuja inmobiliaria en el Reino Unido tiene rostro

descarga (1)

Vincent y Robert Tchenguiz en una noticia de prensa

Los grandes empresarios y magnates Vincent y Robert Tchenguiz son dos hermanos de origen iraní nacionalizados ingleses, así como los mayores inversores inmobiliarios de Londres. A los dos se les conoce en la prensa del Reino Unido con el sobrenombre de tycoons, término que significa “magnate” y que tiene su origen en los videojuegos temáticos en los que se debe dirigir algún tipo de empresa u organización, donde el objetivo principal del es convertirse en el dueño del negocio. Y como buenos magnates, es de sobra conocida su afición por los coches de lujo, los yates y sus fiestas con los más famosos de la élite internacional.

Su éxito se debe a que en 1968, los hermanos Tchenguiz crearon la entidad inmobiliaria comercial conocida como Grupo Propietario Roch, con la que han llegado a alcanzar unos beneficios de 3 billones de libras.

8. El hombre que ha salvado de la pobreza a miles de personas gracias al Banco Pobre

Se llama Muhammad Yunus y es un economista indio, que rompe totalmente con el tópico creado en torno a la figura de los empresarios. Estudió Ciencias Económicas en Nueva Delhi, aunque amplió sus estudios con becas en los Estados Unidos. Volvió a su país en 1972 para hacerse cargo del departamento de Economía en la Universidad de Chittagong, poco tiempo después de que Bangladesh obtuviera la independencia.

Muhammad

El premio Nobel, Muhammad Yunus

 Gracias a convivir día a día con los campesinos de la región de Jobra en Bangladesh, Yunus se dio cuenta de que la razón de que la pobreza se perpetuase era porque se la dejaba fuera de la economía. Los bancos tradicionales no concedían préstamos a aquellas personas que no podían ofrecer garantías, por lo que se generaba un bucle de pobreza. Así pues, Yunus creó el concepto de microcrédito cuando se decidió a ayudar a unos campesinos que vivían cerca de la Universidad, y que estaban pasando por grandes dificultades tras la grave hambruna que asoló el país en 1974.

Para ello, elaboró una lista con 42 personas seriamente endeudadas, que, en total, debían menos de 27 dólares. Cada uno de los integrantes de la lista recibió la cantidad endeudada sin otra condición que la de concentrarse en su trabajo y la de devolver el dinero en cuanto le fuera posible.

El éxito que cosechó esta acción, le llevó a crear en 1976 el Banco Grameen, con el que prestaba dinero a aquellas personas que no tenían acceso a los créditos bancarios tradicionales por no cumplir las condiciones requeridas para garantizar el reembolso de la suma prestada. Como el banco se creó para conceder créditos únicamente a las personas más desfavorecidas, éstas se convirtieron en las principales accionistas de la entidad.

La estrategia seguida por el banco gira en torno a la llamada “garantía solidaria”, consistente  en, por ejemplo, prestar el dinero a las dos mujeres más pobres de un grupo de cinco que se juntan para solicitarlo.  Las demás mujeres no reciben su préstamo hasta que las dos primeras lo han devuelto, de tal forma que se crea una especie de red de apoyo-presión. Si uno deja de pagar, todos pierden la posibilidad de recibir nuevas ayudas. El préstamo medio es de 75 dólares y el máximo de 300.

9. El granjero sueco que revolucionó el mercado mobiliario

Tanto para electrodomésticos como muebles de todo tipo, grandes y pequeños, tienen cabida en la empresa sueca Ikea, que se ha convertido en un icono de la industria mobiliaria, por su calidad a bajo precio y la practicidad de sus productos.

ingvar kamprad

Ingvar Kamprad, fundador de Ikea

 ¿Dónde tuvo su origen Ikea? En 1943, un joven granjero sueco, Ingvar Kamprad, comenzó un negocio de venta de artículos por correo en una aldea al sur de Suecia. La idea era vender artículos que cubrieran distintas necesidades a precios asequibles, como bolígrafos, billeteras, marcos o relojes. Cuatro años más tarde expandió su negocio a la venta de muebles, y en 1951 se publica el primer catálogo de muebles de diseño propio de Ikea, que se convirtió en el símbolo de la compañía y en el principal canal de marketing. En 1963 comenzó su expansión imparable por todo el continente, así como en otros países de América y Asia.

Hoy en día, Ikea tiene unas ventas totales de 27.900 millones de euros, y cuenta con 303 tiendas en 26 países, que reciben 684 millones de visitas al año. El símbolo de la marca, su famoso catálogo, edita 212 millones de ejemplares en 29 idiomas.  ¿Quién podría decirle al joven granjero Ingvar Kamprad que iba a llegar a construir una empresa de semejantes magnitudes, siendo uno de los grandes empresarios de referencia?

 

 

3 comentarios

  1. Leticia Rodríguez   •  

    Ya he leído varios post, y la verdad es que son una visión distinta de los temas de empleo. Seguir así!

  2. julio   •  

    yo todavia a mis cuarenta estoy viendo a que mevoy a dedicar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>