Organización y disciplina, Josef Ajram pregunta ¿dónde está el límite?

Josef Ajram
 

Ser felices. Lo repite varias veces, hay que ser felices, y esto no va ligado con la suerte, sino gracias a una disciplina. Quién afirma, Josef Ajram, trader de Bolsa, reconocido como uno de los 49 hombres más influyentes del planeta en 2013 por la revista AskMen.

Rostro conocido desde hace años por sus dotes de liderazgo y motivación, Josef Ajram es hijo de padre sirio y madre española. En cada uno de sus mensajes, subraya la importancia de la organización y la disciplina.

Josef Ajram

Josef Ajram

Según nos explica, por norma general, la sociedad española es disciplinada y organizada si la comparamos con otras, pero muchos españoles han querido dar pasos agigantados en su desarrollo saltando etapas. “En el año 2008 hubo un estallido de la burbuja inmobiliaria, que entre otras cosas, invitó a mucha gente a que se adentrase en un oficio que no era el suyo para ganar dinero”, nos explica Josef mientras su gesto delata la evidencia de que aquello se trataba de un error de bulto.

Apenas queremos emitir nuestra opinión, J. Ajram se adelanta para explicar cómo esas personas, ahora llevan más tiempo intentando incorporarse de nuevo al mercado laboral, por culpa de haber dejado de lado la formación y experiencia necesaria, lo que aumenta aun más las dificultades.

El objetivo para muchos jóvenes resignados al conformismo es empezar a familiarizarse con la necesidad de una movilidad laboral

 Para Josef Ajram, un punto clave que los españoles tienen que tomar como experiencia propia es no cometer los mismos errores que se hicieron durante los años que precedían a la llegada de la crisis. La Bolsa es el vehículo que ha guiado a Josef Ajram durante su vida profesional, aunque hay paradas en el camino que le hicieron ver la necesidad de cambiar de dirección. “La Bolsa siempre fue mi vocación, y en 1996 abrí una cuenta de valores, para tres años más tarde, abandonar los estudios y unas prácticas en auditoría”, nos cuenta, consciente de que debe ponerse cómodo para explicarnos con detalle cómo fueron sus inicios. Retomamos el punto cronológico para situarlo en el año 2001, en dónde Josef ya es autónomo para operar con capital propio.

En este periodo, era habitual que su formación en trader de Bolsa, le tuviese atrapado en el trabajo una media de 16 horas diarias, hasta que llegó el primer cambio de rumbo. “Un amigo, empresario del mundo de la bicicleta, me explicó la necesidad de dedicar un tercio de la vida para hacer lo que nos gusta”, relata Ajram. Señala con el pulgar hacia atrás, como queriendo advertirnos de nuevo sobre la importancia de ser feliz, y no temer decirlo. Es fácil hacer la siguiente pregunta,

¿Existe un problema de creencia en uno mismo?

Josef AjramJosef Ajram nos explica que sí, ya que hay gente que tiene la idea de haber estudiado, y haber adquirido una formación que está enfocada hacia sectores profesionales a los que no les ve futuro. “Es muy importante confiar en uno mismo, luchar por lo que realmente creemos, saber que queremos, y tener claro nuestro futuro”, concluye mientras golpea una mano sobre la otra. Resulta difícil no deducir que demanda esfuerzo.

Metas alcanzables que permitan no tener nunca un límite

Otra parada importante en la vida de Josef Ajram fue el momento en el que aparece su pasión por el ultraman, prueba en la que el primer día se nada 10 kilómetros, y se pedalea durante 145 kilómetros, el segundo día, 275 kilómetros en bicicleta y, mientras terminamos de abrir por completo los ojos, nos explica el tercer día, en el que se corre durante 85 kilómetros.  ¿Dónde está el límite? No es una pregunta que nos pertenezca, es parte de su eslogan.

Josef Ajram Red BullPara Josef Ajram, cada mañana hay que creer en lo que uno hace, y que nunca falle el convencimiento de ello. “La motivación es una necesidad vital, a pesar de que muchas veces, a lo largo de una vida tenemos la sensación de estar invadidos por lo contrario, cuando el error reside fijar un objetivo inalcanzable o irreal”, comenta. Su idea con respecto a este tema parece clara, ya que debemos ponernos metas realizables, y buscar la manera de alcanzarlas, para que esa sucesión de pequeños éxitos nos ayude a que nunca encontremos el límite.

Cada uno lo entiende adaptando la teoría a su vida, en el caso de Josef Ajram, fue en el desierto, en una prueba deportiva que consistía en correr 250 km en seis días. “El último día apenas tenía fuerzas para realizar la etapa correspondiente, por lo que tuve que dividir los objetivos en espacios de 15 minutos” recuerda sonriente, mientras nos explica que la clave para pasar de los primeros 15 minutos a los 15 siguientes, eran las ganas de disfrutar de haber logrado el objetivo. Su afirmación, no queda en el ejemplo personal, sino que reclama mayor atención para disfrutar los objetivos que logremos, ya que parece que hemos olvidado lo que supone ser feliz gracias a disfrutar de la satisfacción del éxito.

En varias entrevistas, nos ha interesado conocer la opinión del invitado sobre el conformismo al que parece se han visto abocados muchos jóvenes españoles, y en Josef Ajram, detenernos en este aspecto se hace más necesario si cabe, pues son muchas las charlas en las que ha advertido de este peligro.

Josef AjramCómo nos señala, la sociedad actual se encuentra en un callejón sin salida si no es capaz de asimilar que se ha dado un cambio en el modelo laboral. “El objetivo para muchos jóvenes resignados al conformismo es empezar a familiarizarse con la necesidad de una movilidad laboral”, responde mientras aclara su afirmación con un ejemplo.

El mejor caso de aceptación de la necesidad de un cambio laboral se da en la sociedad estadounidense, más familiarizada con la movilidad laboral por todo el país, entendiendo que prima lo que nos aporta el trabajo por encima de tomar la primera oportunidad que surge”, concluye Josef Ajram.

Sin quitar la mirada del objetivo de la cámara, vuelve a repetir con gestos que evidencian su convencimiento, en que no podemos olvidar que tenemos que dedicar un tercio de la vida para hacer lo que nos gusta, y ser así felices.

No dejemos nunca de ser felices, y sobre todo, no tengamos miedo a decirlo”, concluye Josef Ajram para despedir la entrevista con jobandtalent.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>