Cómo compaginar trabajo y estudios… y no morir en el intento

blog_overwork
 

Yo estudio y trabajo“. Si te ves reflejado en esta afirmación, nuestro artículo de hoy está especialmente dirigido a ti. Compaginar formación y trabajo puede ser una opción estupenda de aplicar los conocimientos adquiridos, pero también desastrosa y agotadora, si no se sabe gestionar de forma apropiada.

 

Desde  jobandtalent  recopilamos las claves para combinar trabajo y estudios y conseguir buenos resultados en ambos, y además poder tener ratos libres para el ocio y el descanso.

 

La buena organización: Fundamental en la conciliación de trabajo y estudios

 

Combinar trabajo y estudios desde siempre ha sido una opción elegida por los estudiantes en nuestro país. Algunos deciden realizarlo por un periodo corto de tiempo, mientras que otro se decantan por ello a lo largo de la mayor parte de sus estudios.

 

¿Qué tipos de trabajos suelen ser los más demandados por nuestros estudiantes?

 

1# Trabajos a tiempo parcial

 

Este tipo de trabajos tienen una extensión de 4 horas diarias, repartidas en turno de mañana o de tarde.

 

Ventajas: Fin de semana libre, lo que supone varios días para descansar de toda actividad productiva.

Inconvenientes: Necesidad de invertir la mayor parte de las horas de los fines de semana en tareas relacionadas con la formación.

 

2# Trabajos de fin de semana

 

Otros estudiantes prefieren desarrollar su actividad profesional únicamente los fines de semana. El horario suele ser a tiempo completo de día o de noche, en función del puesto de trabajo. Los sectores en donde más se demandan este tipo de empleo suele ser el hostelero y el comercial, tanto en grandes superficies como en el pequeño comercio. Suelen ser contratos temporales, firmados por un máximo de 6 meses. Son puestos de trabajo con poca cualificación y que están pensados para jóvenes en etapa formativa.

 

Ventajas: Menos interferencia con las clases semanales. Supone un extra de dinero considerable.

Desventajas: Menor tiempo de ocio y estudio durante los fines de semana. Supresión de días completos de descanso, lo cual puede agotar en gran modo al estudiante.Poca flexibilidad horaria.

 

3# Trabajo por horas

 

También denominados como trabajos de carácter eventual, suponen una cantidad extra económica que suele ser muy bienvenida por los estudiantes para gastos de ocio o incluso para material formativo.

 

4# Trabajo en prácticas

 

Una de las opciones preferidas por los estudiantes de último curso o de estudios de máster es trabajar de becario en una empresa de su sector. La duración de los periodos de prácticas suele oscilar entre los 3 y 6 meses, y la remuneración ofrecida por el trabajo son entre 250 y 500 euros al mes.

 

La finalidad de las prácticas es que el estudiante gane experiencia laboral y pueda comenzar a poner en práctica los conocimientos teóricos adquiridos en sus estudios. Además, es una estupenda forma de hacer contactos profesionales para el futuro y de entrar en contacto con el mundo laboral.

 

4.1# Prácticas extracurriculares

 

Esta modalidad de prácticas no tiene ninguna repercusión sobre el currículum académico del estudiante. Se trata de un convenio que debe de ser igualmente firmado por la universidad y la empresa, pero que no precisa de un número de horas totales obligatorias.

 

4.2# Prácticas curriculares

 

Se trata de prácticas que sí figurarán en el expediente académico del alumno, y por tanto podrán ser convalidadas por créditos de libre configuración para finalizar sus estudios.

 

Para ello es fundamental que las prácticas tengan una duración determinada, en función del nivel de estudios que se esté cursando, y también se asignarán dos tutores al estudiante (uno por parte de la universidad y otro por parte de la empresa), cuya misión será la de comprobar en todo momento que el aprendizaje en el lugar de trabajo se lleva a cabo de forma satisfactoria.

 

¿Cuál es el perfil ideal para combinar estudio y trabajo?

 

Si quieres dar el paso y comenzar a trabajar mientras estudias deberás de ser una persona muy activa, responsable, y con grandes capacidades de organización, pero que, sobre todo, que está dispuesta a renunciar a parte de su tiempo libre en favor de su carrera profesional.

 

Frases que todos los que compaginan trabajo y estudios han dicho alguna vez

 

1# No tengo ni un minuto, no me llegan las horas del día

 

Es normal que tengas esta percepción, sobre todo durante las primeras semanas. El trabajo supone invertir muchas horas de ocio en una actividad que es cansada y requiere que des lo mejor de ti.

 

La planificación de tus horas libres es fundamental para que puedas aprovecharlas bien, descansar y dedicar también tiempo a tus estudios. Trabajar y estudiar a la vez no significa renunciar al ocio, pero si implica una nueva organización de tu tiempo. Establece prioridades y objetivos, y no seas demasiado exigente contigo mismo.

 

2#  No soy capaz de concentrarme en estudiar, porque casi no paro

 

Es normal que te cueste concentrarte más que antes de empezar a trabajar. Uno de los motivos es que te cuesta desconectar de la actividad laboral que desarrollas, y también que te sientes más cansado que de costumbre.

 

Es importante que seas capaz de buscar un espacio que te evite distracciones, como una biblioteca o una sala de estudio y que uses técnicas que faciliten la retención de conocimientos. Haz esquemas, elabora fichas, y resúmenes. En la red encontrarás algunas herramientas gratuitas y sencillas para hacerlos de forma aún más clara. Evita quedar a estudiar con amigos, porque, seamos sinceros, es muy tentador no ponerse a charlar y a tomarse algo.

 

Ante todo no te agobies, desesperes o te bloquearás., y de esta manera no conseguirás ninguno de tus objetivos. Es preferible que adoptes una actitud positiva que te ayudará a ser más receptivo. ¡Ah, y una última cosa!… Desconecta el móvil.

 

3# Me resulta imposible quedar para hacer trabajos, ¡no puedo faltar al trabajo!

 

La flexibilidad laboral es fundamental en cualquier momento de tu vida profesional, sin embargo, si estás estudiando esto es incluso más necesario. Asegúrate de encontrar un puesto de trabajo que puedas compatibilizar al máximo con tu formación. Explica tu situación en la empresa que ofrece la vacante y negocia ciertos aspectos del contrato: como el permiso para realizar entregas o asistir a exámenes.

 

Consejos para compatibilizar trabajo y estudios

 

Organízate de manera semanal: Distribuye las tareas y actividades que quieras realizar, y aprende a sintetizar y reconocer cuáles son las que más te interesan en cada momento. Si distribuyes bien el tiempo y cumples tus propios horarios podrás hacerlo todo.

 

No te bloquees ni pares a lamentarte

 

Piensa que si otros pueden compaginar trabajo y estudios, tú no vas a ser menos. Confía en ti mismo, y cree que podrás llegar hasta donde te propongas. Ten presente que en muchas ocasiones los límites nos los ponemos nosotros mismos.

 

Respeta las horas de sueño

 

Es un punto fundamental para poder estar descansado y tener energías para afrontar todas las actividades del día siguiente. Si un día no eres capaz de hacer todo lo que te había propuesto no te preocupes, las cosas irán mejor al siguiente, pero solo si duermes y recargas las pilas para estar a tope.

 

Cuidado con abusar de la cafeína o de las bebidas energéticas, recuerda que sus efectos a corto plazo te mantendrán activo y despierto, pero al cabo de un par de horas te sentirás totalmente decaído.

 

Apóyate en los tuyos

 

Y por supuesto, sabes que puedes contar tanto con tus amigos como con tu familia. No te avergüences por pedir algún favor o ayuda en algún trabajo, ellos lo harán de buena gana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>