Siete errores políticos que en la empresa privada hubiesen supuesto el despido

blog_politicos
 

Se puede utilizar de manera socorrida, el equiparar situaciones que afectan a la clase política de distinta manera que lo hace al resto de ciudadanos, pero no se pude pasar por alto el hecho de que, cada vez más, errores políticos ponen sobre su propio tejado el peso de las responsabilidades. Jobandtalent repasa como existe un abanico de errores políticos que en cualquier otra situación, los trabajadores se verían afectados de manera negativa si dicho fallo se comete dentro del escenario laboral.

El último ejemplo lo encontramos en el anuncio que realizó el Ministerio del Interior sobre una operación contra la banda terrorista ETA, en la que la cartera que dirige Jorge Fernández Díaz anunció la operación antes de que la Guardia Civil la llevase a cabo. Las consecuencias podrían haber sido desastrosas, aunque parece ser que sí que permitió a los etarras destruir algunos documentos previos a la intervención policial. A lo largo de este post explicaremos otros errores políticos que podrían haber supuesto el despido inmediato si se tratase de una empresa privada.

1.- La Moncloa hizo un “copia-pega” en una carta a las víctimas del accidente de Santiago. El departamento de comunicación de la Moncloa no debió revisar correctamente la nota de prensa que difundió a los medios de comunicación en la que explicaba su profundo pesar por el accidente que unas horas antes había tenido en las inmediaciones de la estación de AVE de Santiago de Compostela. En este caso, un ejemplo de errores políticos se podía cotejar si se prestaba atención al último párrafo, que recoge unas palabras del propio Presidente del Gobierno en las que transmite el pésame por la pérdida de vidas humanas y daños materiales ocasionados por el terremoto de Gansu. La peligrosa trampa del “control C-controlV

2.- Fátima Bañez colgó en su twitter la actualización de un juego. Los hechos adquirieron una mayor relevancia debido al momento en el que se dieron, pues justo cuando Mariano Rajoy comparecía de urgencia para explicar un posible rescate sobre España, la Ministra de Empleo Fátima Báñez publicaba a través de su cuenta de twitter (@fatimabanez) un mensaje en el que se podía leer como acababa de alcanzar 5.390 puntos en un juego online. Twitter siempre ha sido una red capaz de pescar con facilidad innumerables errores políticos.

Ya explicamos en este blog, como las redes sociales y las conexiones con nuestros teléfonos y cuentas privadas estaban convirtiendo al escenario laboral en un pequeño Gran Hermano, motivo por el que advertíamos de la necesidad de no pasar las horas de empleo con la mente puesta en otros factores.

3.- El insulto con micrófono abierto.  La misma pieza que llevó a Queen a ser uno de los mejores, traslada a algunos políticos a nuevos figurantes dentro de Rebelión en la granja. En este apartado, hay que seleccionar de entre muchas, ya que han sido constantes los errores políticos que algunos han cometido cuando se quedaba el micrófono abierto. En este caso, hemos seleccionado los errores políticos de José Bono y Esperanza Aguirre, ya que decidieron insultar a compañeros de trabajo, por lo que el problema se acrecienta. El entonces presidente de Castilla La Mancha le comentaba a un compañero del Partido Socialista una opinión personal sobre el Primer Ministro Tony Blair, en la que le calificaba como un “gilipollas integral”.

Otro ejemplo lo encontramos en una conversación entre Jordi Sevilla y el entonces candidato al Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que explicó la progresividad fiscal cuando debería estar hablando de la regresividad al referirse a un aspecto importante dentro de los Presupuestos Generales del Estado. Cuando regresó a su asiento, Jordi Sevilla advirtió al candidato del PSOE haber confundido ambos términos, aunque calificó el error como “un par de chorradas que se aprenden en dos tardes”. Esa fue la valoración a micrófono abierto que se hizo sobre las cualidades que debía tener un candidato a la presidencia sobre algunos temas o términos, lo que habría tenido otras consecuencias si dicho comentario se hubiese hecho en la empresa privada.

En este mismo apartado, también debemos escoger uno de varios errores políticos que cometió Esperanza Aguirre, que de nuevo, bajo la luz que aporta un micrófono abierto, llamó “hijo de puta” a alguien del equipo de Gallardón, o quizás, algún día, la ex Presidenta de la Comunidad de Madrid nos confesará, y a micrófono abierto de nuevo, que iba dirigido al propio Gallardón. Pero lo cierto es que en cualquier empresa privada, dichos comentarios sobre compañeros de trabajo hechos en público, ocasionarían un grave perjuicio profesional para el trabajador que los hubiese realizado.

4.- La incorrecta utilización del inglés. Algunos estudios apuntan a que más de la mitad de los trabajadores de cada 10 encuestados, no utiliza los idiomas que se le exigieron cuando fueron contratados para un determinado puesto. En este apartado, vienen a la memoria varios ejemplos de errores políticos, y los recuerdos de ex presidentes (y algunos todavía en el cargo) que están impregnados en la mente con la misma secuencia que una colección de futbolistas con camisetas de James Dean. Los últimos ejemplos, discursos como los de Ana Botella y Alejandro Blanco durante la presentación de Madrid 2020, sin necesidad de incidir más en el ejemplo, de sobra conocido.

5.- Desplazarse a Portugal en medio de una crisis de gobierno. La alcaldesa de Madrid se desplazó a Portugal en mitad de la crisis que se desató por la muerte de tres jóvenes durante la celebración de una fiesta en el recinto Madrid-Arena. En este aspecto, pueden entrar consideraciones que inclinen la balanza hacia un lado u otro, si tenemos en cuenta la línea que separa la vida privada de la profesional, pero lo cierto es que la alcaldesa de Madrid Ana Botella no escogió el mejor momento para trasladarse a Portugal, el tipo de viaje y sus condiciones. Si repetimos la acción que venimos explicando a lo largo del post, en unas condiciones laborales normales, cualquier trabajador pagaría con el despido su error.

6.- Hacienda atribuyó por error varias fincas y viviendas a la Infanta Cristina. Esta noticia trascendió la avalancha de tinta negra de que deja la prensa, para llegar también al papel couche, pero lo cierto es que es uno de los errores políticos que mayor presión recibió para que se depuraran responsabilidades. Todas las miradas estaban centradas en el Ministro de Hacienda Montoro, a expensas de una dimisión que nunca llegó a producirse. Lo que se tomó como un error burocrático, dentro del escenario de trabajo al que se enfrentan millones de españoles cada día, este  hecho hubiese ocasionado unas consecuencias acordes al nivel del error cometido.

7.- Una gran nevada que nadie pudo predecir. Nos remontamos al 9 de enero de 2009, fecha en la que se produjo una gran nevada sobre Madrid, ocasionando un absoluto caos a miles de ciudadanos. En el aeropuerto de Barajas no se tomó ninguna medida, ni tampoco se hizo en las carreteras que controlaba el Ministerio de Fomento que gestionaba Magdalena Álvarez. La entonces Ministra, terminó por engullirse a sí misma a la hora de explicar el error producido por la mala predicción que hicieron de la nevada los metereólogos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>